Desodorización con medios filtrantes de diseño y equipos compactos

Hace ya tiempo que los sistemas de desodorización con medios filtrantes sustratos diversos impregnados (alúmina activada, zeolita o carbón activo principalmente) se han convertido en una opción más que interesante para subsanar los problemas de olores que se dan en muchas instalaciones de tratamiento de aguas residuales.

La implantación de equipos pequeños y compactos se ha acompañado de criterios en cuanto al confinamiento de los focos de olor. En este sentido es importante destacar que la desodorización de una zona no se diseña calculando un determinado número de renovaciones de aire en función del volumen de la sala que se va a desodorizar, si no que se trata exclusivamente el foco del olor, encerrándolo en lo posible para que los olores no se dispersen por el resto de la planta/sala. De esta manera, el aire viciado captado se fuerza a pasar por los lechos de medios filtrantes, capaces de eliminar con una eficacia superior al 99% los gases presentes responsables de los olores. Según este criterio, se han desarrollado soluciones de desodorización para cada una de las operaciones que se dan en una planta de tratamiento o de bombeo de aguas residuales y que puedan generar olores, como son arquetas de entrada, pozos de bombeo, zonas de desbaste, decantadores, reactores biológicos, espesadores, deshidratación de fangos, silos de fangos, etc.

 

Unidades de desodorización

Alphachem, marca para el tratamiento de aire de Greenkeeper Iberia, diseña y construye en España equipos de filtración química que incorporan medios filtrante propios de altas prestaciones. En los sistemas de desodorización Alphachem se disponen de 2 a 4 lechos de medios filtrantes distintos con los que es posible eliminar todos los compuestos malolientes habituales en estaciones depuradoras y de bombeo de aguas residuales municipales. Su alta capacidad y rendimiento para eliminación de los contaminantes, en tiempos de residencia muy bajos, permite además trabajar con cargas reducidas de adsorbente a velocidades de paso elevadas. Además del adsorbente químico, los  equipos normalmente cuentan con motor ventilador, condensador de gotas y filtros de partículas.

 

El reducido tamaño de los equipos posibilita la implantación de la solución al lado del foco oloroso, de manera que se reducen considerablemente los conductos necesarios.

Hay varios tipos de unidades de desodorización, con el adsorbente químico a granel, o en módulos, para tratar desde el caudal más bajo hasta 80.000 m3/h. Para
caudales superiores se pueden utilizar varios equipos.

 

La suma de las actuaciones sobre cada foco de olor será la solución global para el tratamiento de los
olores.

 

Ventajas sobre los métodos tradicionales de desodorización

La tecnología Alphachem de desodorización por vía seca presenta numerosas ventajas frente a los sistemas tradicionales de desodorización en tratamiento de aguas residuales, basados en carbón activo(normalmente impregnado en NaOH), biofiltros, biotrickling, o lavado químico de gases:

  • Los sistemas tradicionales suelen contar con grandes infraestructuras de captación y canalización de gases hacia un sistema centralizado de tratamiento, lo que genera un coste elevado en conductos y un mayor consumo eléctrico para la impulsión de gases.
  • Los medios filtrantes Alphachem admiten un amplio rango de caudal y concentración de gases contaminantes, y su rendimiento no se altera con la variación de los mismos, como ocurre en el lavado químico y los biofiltro.
  • La pérdida de carga de los medios filtrantes es baja y están activos al 100% desde el momento en que comienza a trabajar el equipo.
  • Las variaciones de temperatura y de humedad relativa pueden dar lugar a importantes problemas de aglomeración del lecho de carbón activado, aumentando notablemente la pérdida de carga del sistema reduciendo por tanto, el rendimiento de la desodorización.
  • Es posible cambiar o ajustar la carga y tipo de adsorbente químico para hacer frente a nuevos o inesperados contaminantes.
  • Es posible determinar el grado de agotamiento de los adsorbentes con exactitud mediante análisis químico, lo que facilita el seguimiento y la previsión de sustitución. En el caso del producto impregnado en permanganato de potasio también es posible estimar su actividad por el color del medio filtrante.
  • Resulta muy rentable para caudales y/o concentraciones medias y bajas.

Related Articles